Chapas para cubiertas con nuevas y originales formas y colores
16723
page,page-id-16723,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

Cubierta: colores y formas

Gracias a la introducción de nuevos materiales podemos ofrecer novedosos y originales modelos para cada necesidad, utilizando revestimientos con distintas materias plásticas, usando films de diferentes grosores y pinturas con resinas tipo “Plastisol, PVDF y Organosol ”, logrando así que las cubiertas tengan mayor defensa y durabilidad frente a los ambientes más exigentes con climatologías húmedas y con alta salinidad, zonas afectadas por agentes químicos o con una protección mayor al fuego en aquellas zonas expuestas a él que así lo requieran.

Con estos nuevos materiales podemos fabricar distintos tipos y modelos de CHAPAS DE CUBIERTA:

– Chapas perfiladas de Acero Galvanizado por ambas caras según el procedimiento SENDZIMIR (inmersión en baño de metal fundido), con espesores de 0,6 mm. y densidades de Zinc de 275 gr/m2. Con estos espesores de chapa dotamos de una correcta resistencia mecánica a la cubierta del aparcamiento, dándole mayor resistencia frente a las cargas soportadas y mayor durabilidad frente a la corrosión.

– Chapas de Acero Galvanizado+Prelacado, con la opción de estar lacadas por 1 ó 2 caras, pintadas con el sistema Coil-Coating con un gran abanico de colores, con barnices de silicona-poliéster de 20 micras de espesor y con formas onduladas, grecadas e imitación teja.

– Paneles Sándwich, aislantes y estancos elaborados con materiales aislantes como poliestireno expandido o lana de vidrio/roca en su interior, y con las dos caras de chapa de acero a elegir entre diferentes colores y formas.

– Recubrimientos Especiales con materias plásticas y aplicaciones de films de diferentes espesores y colores, como pinturas con Resinas de Cloruro de Polivinilo PVC (tipo “Plastisol”) y de Fluoruro de Polivinilideno PVF2 (tipo “Organosol o PVDF”), logrando que las cubiertas tengan una protección extra frente al medio ambiente y la agresión de agentes externos, tales como ambientes corrosivos y salinos, zonas marítimas, agentes químicos, etc. También logramos una resistencia al fuego adicional en caso de ser necesario según su uso y aplicación.

– Combinación de otros recubrimientos superficiales con materiales más técnicos y duraderos, como poliéster, policarbonato, acrílicos, fibras de vidrio y cardono, etc.