Galvanizado en caliente

Fabricación de estructuras de acero galvanizado en caliente, alta durabilidad y cero mantenimiento
Categoría
Información técnica
Sobre este proyecto

La galvanización en caliente por inmersión en Zinc fundido a 450 ºC es un procedimiento industrial de fabricación mediante el cual se recubre el hierro y el acero sumergiéndolo en un baño de zinc fundido a 450ºC logrando una protección total.

El principal objetivo de este proceso industrial es evitar la corrosión que la humedad y la contaminación ambiental puede ocasionar sobre el hierro. Este procedimiento se ha afianzado como el más fiable y económico para la protección total del hierro frente a la corrosión.

Las piezas que van a ser galvanizadas se limpian y se introducen en un baño de zinc fundido a 450ºC  produciéndose una reacción de difusión químico-metalúrgica entre el Hierro y el Zinc con diferentes capas de aleación Zinc-Hierro que tienen un espesor medio de 70 a 85 micras y una capa final de Zinc puro, lo que nos garantiza su duración, como así exige la Normativa UNE EN ISO al respecto.

Este procedimiento garantiza que nuestras instalaciones tengan una duración de entre 20 y 30 años sin ningún tipo de mantenimiento, aún en ambientes extremos de máxima agresividad del entorno como atmósferas muy húmedas o ambientes marítimos con un grado de salinidad alta, industrias químicas, zonas con mucha contaminación, etc.

Su resistencia supera muy a menudo la vida en servicio de este tipo de instalaciones y su aspecto permanece inalterable a lo largo de los años.

Continuamente estamos mejorando y actualizando la fabricación de las ménsulas, actualmente utilizando Perfiles Laminados en Caliente tipo IPE, IPN, Chapa Plegada, Celosía, etc. Una vez fabricada y soldada íntegramente la ménsula, se le da un acabado Galvanizado en Caliente que añade doble protección al producto, al contrario de lo que sucedía con modelos anteriores, que estaban pintados o zincados (galvanizados en frío).

En las ménsulas fabricadas con perfiles huecos, al estar cerrados y huecos completamente se producen condensaciones internas que generan una corrosión y degradación del material desde el interior hacia el exterior, por lo que cuando se detecta que la estructura de la marquesina está oxidada ya es demasiado tarde para restaurarlo convenientemente. La ménsula esta demasiado degradada por el óxido con lo que supondría una falta de seguridad y escasa resistencia para los coches aparcados bajo la misma frente a los agentes externos (viento, nieve, etc).

Seguimos de cerca las últimas innovaciones tecnológicas del mercado para poder ofrecer nuevos y mejorados productos a nuestros clientes, lo que nos ha llevado a conseguir que nuestros productos prefabricados sean reconocidos por su diseño, calidad y capacidad de producción, cumpliendo con nuestros clientes activamente y sin demoras.

Otra ventaja del proceso de galvanización en caliente es la elevada resistencia a los golpes y a la abrasión externa, muy importante para evitar el deterioro del material durante su transporte, almacenamiento y montaje.

Los Recubrimientos Galvanizados en Caliente son unos de los pocos sistemas industriales de protección del acero que están perfectamente especificados por las normas nacionales e internacionales tipo UNE EN ISO.

Nuestros técnicos especialistas consiguen aunar el diseño con la máxima resistencia y duración, ya que nuestras ménsulas se fabrican totalmente Galvanizadas en Caliente lo que garantiza una vida útil muy superior a las necesidades exigibles.

El bajo coste inicial de este procedimiento junto a su larga duración y nulo mantenimiento dan como resultado que sea el más económico de todos los conocidos. Asimismo es totalmente desmontable, reciclable y recuperable, respetando siempre el Medio Ambiente y dando así la opción de trasladar la marquesina de lugar si las necesidades de nuestros clientes lo requieren.