¿Qué es un administrador de fincas?

Funciones del administrador de fincas

12 Jun ¿Qué es un administrador de fincas?

Tras años de experiencia dedicados a fabricar e instalar marquesinas en los parkings en comunidades de vecinos, podemos afirmar que cada vez en menos frecuente encontrar a un presidente de finca; un cargo que pocos desean. En su lugar, ha aparecido la figura del administrador de fincas, una persona no propietaria pero que se encarga de gestionar los asuntos que atañen a las comunidades.

Cómo elegir un administrador de fincas

Esta decisión es tomada en una junta de propietarios o, en el caso de fincas rústicas, los propietarios son los que lo deciden.

Elegir a un buen administrador puede ser una tarea complicada. Aunque la tendencia sea pensar que es una tarea de fácil desarrollo para cualquier persona, no lo es ya que se requieren conocimientos en diferentes materias como derecho o administración. A esto hay que sumarle las habilidades de comunicación, empatía y la capacidad para encontrar soluciones a los problemas que puedan surgir. Además, tiene que ser una persona seria y formal.

Funciones de los administradores

En el artículo 20 de la Ley de Propiedad Horizontal se indican las obligaciones y responsabilidades de los gestores de comunidades de propietarios. Literalmente refleja que les corresponde:

  1. Velar por el buen régimen de la casa, sus instalaciones y servicios, y hacer a estos efectos las oportunas advertencias y apercibimientos a los titulares.
  2. Preparar con la debida antelación y someter a la Junta el plan de gastos previsibles, proponiendo los medios necesarios para hacer frente a los mismos.
  3. Atender a la conservación y entretenimiento de la casa, disponiendo las reparaciones y medidas que resulten urgentes, dando inmediata cuenta de ellas al Presidente o, en su caso, a los propietarios.
  4. Ejecutar los acuerdos adoptados en materia de obras y efectuar los pagos y realizar los cobros que sean procedentes.
  5. Actuar, en su caso, como Secretario de la Junta y custodiar a disposición de los titulares la documentación de la comunidad.
  6. Todas las demás atribuciones que se confieran por la Junta.

Sin duda, son muchos los factores a tener en cuenta antes de decantarse por contratar el cargo de gestor de fincas, pero una vez delegado este cargo, las comunidades de vecinos disponen de un buen servicio y tranquilidad sabiendo que el control y administración de la finca está en buenas manos.